Construyamos el futuro sin dejar a nadie atrás

Construyamos el futuro sin dejar a nadie atrás

Los avances tecnológicos emergentes, la digitalización de la economía y la automatización de muchas de las tareas que hasta ahora hacíamos las personas están empezando a provocar un terremoto sociolaboral de magnitud desconocida. Las consecuencias que se irán derivando en el futuro de tal transformación, de momento, son desconocidas. Pero lo que no es desconocido es la necesidad urgente que todos tenemos de formarnos ahora y de seguir haciéndolo en adelante. Actualizar las propias competencias, ampliar los conocimientos que ya poseemos, adquirir nuevas capacidades, etc., se convierten en desafíos para quien no quiera ser expulsado de un sistema cada vez más complejo y exigente.

A pesar de las complicadas circunstancias que se avecinan, cabe apuntar que un mal favor nos estaríamos haciendo, si no fuéramos capaces de convertir las amenazas en oportunidades, o si no fuéramos capaces de asumir el reto de nuestra formación con alegría. Y es que el aprendizaje, además de esfuerzo y de sacrificio (especialmente cuando a veces ya es suficientemente complicado compatibilizar la vida familiar con la laboral), también acaba generando crecimiento y mostrándonos siempre nuevos horizontes.

Pero más allá de nuestra responsabilidad individual, en relación a esta misma cuestión, ¿qué están haciendo los gobiernos para favorecer la educación de los adultos?

Pues según el IV Informe Global sobre Aprendizaje y Educación de Adultos (GRALE en inglés) que ha elaborado el “Instituto de la UNESCO para el aprendizaje a lo largo de toda la vida”, parece evidente que los gobiernos no están esforzándose suficientemente para promover el aprendizaje permanente y la educación de los adultos; y el problema, obviamente, se agrava si miramos y analizamos cuál es la situación de los países más empobrecidos o de las zonas marginales.

Se necesita, por tanto, un cambio radical de tendencia y que los gobiernos y las empresas empiecen a responsabilizarse de la formación de ciudadanos y trabajadores, para que nadie quede excluido del sistema por falta de competencias, conocimientos y habilidades.

Construyamos el futuro entre todos, pero sin dejar a nadie atrás, por favor.

Por favor, introduce tu correo electrónico
para que podamos enviarte la información.
Muchas gracias.
close-link